La inversión pública en infraestructuras debe hacerse bajo parámetros de eficiencia económica, social y ambiental

Segundo informe del Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña: La eficiencia de la inversión en infraetsructuras”

  • Planificación consensuada, entre todos los actores, a largo plazo (10-15 años) independientemente de los recorrido de los ciclos electorales.
  • Las administraciones deben llevar a cabo estudios de eficiencia técnica y de análisis coste beneficio bajo criterios económicos, sociales y ambientales.
  • Hay que promover más las colaboraciones público-privadas, y aprovechar las sinergias entras ambos sectores en pro de una mayor eficiencia

Esta mañana el presidente del Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña, Francisco Gutiérrez, ha presentado en Barcelona su segundo informe. El documento, redactado por expertos en la materia, trata sobre cómo mejorar la eficiencia de las inversiones públicas en infraestructuras a partir de criterios de retorno económico, social y ambiental, en pro de una mayor transparencia, que permita favorecer un mayor conocimiento para a la opinión pública.

El Estado español ocupa las últimas posiciones a nivel internacional en cuanto a la planificación de las infraestructuras públicas así como en su transparencia y acceso a la información. Este déficit se explica en buena parte -según dice el segundo informe elaborado por el Consejo Asesor- para que las administraciones públicas, fueran del nivel que fueran, no han tenido que justificar ante nadie el valor económico y la eficiencia de la planificación de las infraestructuras, ni la calidad de su construcción ni la explotación ni el mantenimiento a lo largo de su vida útil.

En este sentido, el Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña reclama que las administraciones públicas lleven a cabo estudios de eficiencia mediante análisis coste-beneficio que tenga en consideración tres parámetros clave: su retorno económico, social y ambiental. De este modo, se podría demostrar y justificar ante la opinión pública y la ciudadanía en general, que la solución adoptada es la que mejor se ajusta al interés común y que se hace un uso más responsables de los impuestos y de los recursos públicos. Para que esto sea posible, el ciudadano debe tener acceso a toda la información y debe poder opinar, desde su participación en el proceso de planificación hasta la entrada en servicio de la infraestructura. Debe poder evaluar la actuación de sus representantes políticos, que deben estar en condiciones de demostrar, en cualquier momento, su transparencia y la eficiencia de sus actuaciones. Otro ámbito relevante es la planificación de las infraestructuras a largo plazo (5-10 años), independientemente de los ciclos electorales, que actualmente juegan un papel determinante a la hora de fijar los calendarios de obras. Asimismo, una planificación a largo plazo también permitiría a las empresas prever volúmenes de trabajo, y ajustar sus propuestas a los sucesivos procesos de licitación pública, que también ayudaría a la planificación a las empresas del sector.

En el informe presentado esta mañana en Barcelona, ​​el Consejo Asesor considera que, para poder alcanzar una eficiente inversión en infraestructuras a lo largo de su ciclo de vida, desde su concepción hasta su amortización, se debe contemplar con criterios tanto cualitativos como cuantitativos. Entre los primeros, podemos destacar: una planificación consensuada y de largo recorrido; la justificación económica, social y ambiental de la actuación o la posibilidad de trabajar con partenariados públicos-privados (PPP), aprovechando las eficiencias del sector privado y del público. Por su parte, entre los criterios de tipo cuantitativos podemos destacar el beneficio económico para los usuarios y para la sociedad, o la cuantificación real de los riesgos, de manera que se evite la aparición de sobrecostes e indemnizaciones.

La propuesta del Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña

El Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña quiere destacar la necesidad de incrementar la eficiencia de la inversión en infraestructuras en Cataluña y en España, de acuerdo con las mejores prácticas internacionales y, para ello, propone:

  • Planificación consensuada y de largo recorrido (10-15 años).
  • Estudios de eficiencia técnica y de análisis coste-beneficio que evalúen el retorno económico, social y ambiental (Value for Money).
  • Marco competencial y regulatorio transparente, garantizando el acceso del ciudadano a toda la información.
  • En infraestructuras complejas, emplear todo el tiempo necesario para decidir la solución más adecuada para lograr la óptima eficiencia técnica, económica, social y ambiental.
  • Nombrar un profesional con experiencia y conocimientos que lidere todo el proceso.
  • Colaboración público-privada para aprovechar las eficiencias y crear sinergias.

El Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña se constituyó el 12 de mayo de 2017, como instrumento para facilitar a los diferentes agentes del sector información técnica y objetiva que permita el diálogo y debate sereno y riguroso, a la vez que fomentar la participación de la sociedad en la planificación, diseño, propuesta y evaluación de las políticas públicas en el ámbito de las infraestructuras. El Consejo está formado por 14 profesionales de diversos ámbitos, todos ellos de dilatada trayectoria y reconocido prestigio. Su creación fue impulsada por la Asociación Catalana de Empresas de Ingeniería y Consultoras Independientes de Cataluña (ASINCA), la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC), Fomento del Trabajo Nacional (FTN) y la Fundación Círculo de Infraestructuras (FCI).



Si continues utilitzant aquest lloc acceptes l'ús de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar