Las funciones propias del Consell son las siguientes:

Actuar como elemento de conexión entre la sociedad civil y las administraciones públicas

Proponer directrices y objetivos de las políticas de infraestructuras de las diferentes administraciones públicas.

Formular propuestas para la mejora de la contratación de proyectos y obras.

Promover, en los casos que resulta pertinente, las colaboraciones público-privadas que supongan mejoras de eficiencia.

Proponer la fijación de los criterios de análisis y evaluación de los planes, programas y proyectos de infraestructuras y, en su caso, encargar, cuando así lo considere, los estudios pertinentes para dar cumplimiento a estos objetivos.

Evaluar planes, programas y proyectos e identificar las inversiones más productivas, sostenibles y socialmente beneficiosas, incluidas las colaboraciones público-privadas.

Identificar y proponer proyectos provenientes de la iniciativa privada para la consecución del interés general.

Si continues utilitzant aquest lloc acceptes l'ús de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar